martes, 8 de marzo de 2011

No hay elecciones seguras. Sólo elecciones distintas.

Nadie decide cuando irse. Menos como irse. Es más, nadie avisa cuando se va. Eso se nota, se intuye y provoca una reacción en cadena.
Dicen que en el momento que nos vamos, recordamos lo que fuimos. Dicen que antes de irnos, dejamos un puñado de recuerdos que acompañan al otro cuando se siente solo, aunque solo sea el sonido del viento. Dicen que cuando volvemos, nos convertimos en pequeñas estrellas donde se puede ver todo, para así iluminar el camino aunque sea con un rayo de luz anteriormente inexistente.
Aun así, nada nos basta cuando alguien desaparece del mapa...
Cometes equivocaciones que lamentas a su vuelta. Te sinceras y pierdes toda tu credibilidad.
Cuando esto pasa solemos decirnos a nosotros mismos: "No me importa si la sensación es triste o hasta desagradable, pero cuando me voy de un sitio me gusta darme cuenta de que me marcho. Si no luego me da más pena todavía"
¡Mentira!
Nunca terminas de irte del todo.
Ni siquiera te propones intentarlo...

10 comentarios:

Natalia Ortiz dijo...

Me ha encantado el texto =) Irte de un sitio del todo es difícil, siempre quedan recuerdos y muchas cosas… te irás pero no completamente. Pero creo que no termino de etennder el texto, porque trata de cuando alguien se marcha de un lugar, ¿o quiere transmitir algo más? El comienzo del texto me hace pensar en la muerte, porque eso no se decide, y marcharse de un lugar, igual completamente no, pero sí se decide.
Precioso =) “Dicen que cuando volvemos, nos convertimos en pequeñas estrellas donde se puede ver todo”
PD: Ahora me fijo en que tienes la canción de Forrest Gump en el ipod jaja. Me encanta Tom Hanks.
Un beso :)

Bú26.9 dijo...

Es genial :)'nunca terminas de irte del todo' ya que una parte de ti siempre se queda estancada en el punto de partida, el recuerdo siempre permanecerá allí.

Miriam dijo...

Natalia, como tú creo qe es practicamente imposible irte de un sitio del todo, pero no lo he escrito con el matiz de irte de un sitio físico, sino sentimental, es decir, separarte de alguna persona :)Creo que es eso lo que no has entendido del todo no? Y si! Me encanta la pelicula de Forrest Gump ^^ 1besoo
Bú26.9, estoy totalmente de acuerdo contigo, como dice tu última entrada, no tenemos el autocontrol para irnos del todo de un lugar :)

Dream on dijo...

Aiiiiii, cada entrada es mejor! Me encanta todo, todo el blog.
Un besooo, te seguiré leyendo:)

Este es mi mundo dijo...

Me fascino esta entrada, tienes mucha razón, cuando uno se va ya sea de un lugar siempre queremos marcar, dejar aunque sea alguna marca de nosotros pero nunca nos dejamos de ir de ese lugar...

Lara. dijo...

Me gusta tu blog, te sigo pequeña <3

Pequeña sonrisa de Amélie dijo...

me encanta! nunca nos vamos del todo de un sitio, cuánta razón tienes! y lo mejor es que no solo no nos vamos, si no que ese sitio también lo llevamos con nosotros al irnos(: te sigo! un besazo!

Pequeña sonrisa de Amélie dijo...

y por cierto, PEREZA (L)

Ojos. dijo...

Es que habría que currárselo demasiado para marcharte de un lugar y no dejar ni una sola huella detrás de ti.

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Jelous!!
Y ya que estoy por aquí te dejo mi blog si te gusta leer literatura personal y escribir (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), debatir sobre los acontecimientos de la vida, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

http://insolitadimension.blogspot.com/

Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^